Sábado 22 Julio 2017
Inicio » Tips y Consejos » Verduras y Frutas que no se deben almacenar en el refrigerador

Verduras y Frutas que no se deben almacenar en el refrigerador

Generalmente cuando vamos al supermercado, feria o mercado lo primero que hacemos es llegar a nuestro hogar y guardar algunas frutas o verduras para que se “mantengan” en nuestro refrigerador. Pero, ¿Cuales serán las frutas y verduras que deben ir en el refrigerador y cuales no?

Más que “mantener” mejor estas frutas o verduras, estamos haciendo que pierdan su sabor original. Ojo: si hay algunos de estos productos que por ejemplo en el supermercado no se encuentran en ubicaciones frías, no tendrías por que hacerlo en tu hogar.

Las papas, cebolla y tomates son los principales productos que en la mayoría de los casos son afectados por esta mala costumbre. Es por esto que ya sabes que desde la próxima vez deberías empezar a dejarlos afuera del refrigerador para que puedas recibir sus beneficios de mejor manera.

Lo que no debes hacer con estas frutas y verduras

 

Las Papas

Las temperaturas muy bajas provocan que sus almidones se conviertan en azúcar, por esta razón no es aconsejable almacenarlas en el refrigerador. Este exceso de azúcar produce que este producto se oscurezca tempranamente al cocinarlas, lo que hace que sean menos sabrosas.

Recomendación: guardarlas en un lugar seco y oscuro. Si sigues este consejo pueden durar desde 1 a 3 semanas de forma “fresca”.

Contienen: Vitaminas  A, B (B2, B6, B1) H y K y es rica fuente de energía.

Beneficios: suaviza la piel, diurético, ayuda con problemas hepáticos, estomacales (por su poder anti-ácido). Colabora contra la cistitis, prostatitis y cálculos renales.

Uso tópico en quemaduras, torceduras, moratones, cicatrizar heridas. En rodajas también ayuda contra las ojeras, ojos cansados o hinchados.

NO es muy aconsejable para los diabéticos.

Las Cebollas

Esta verdura al almacenarla en el refrigerador toma una estructura más blanda, suave por lo que pierde características de su sabor al consumirla. Ojo: es bueno mantenerlas aparte de otras verduras o frutas, ya que tiende a traspasar parte de su aroma o gusto.

Recomendación: colocar las cebollas en un lugar más bien templado y seco hasta que maduren bien. Una vez en esta etapa las puedes guardarlas en el refrigerador, pero separadas de resto de frutas o verduras, de manera te durarán un par de días más. Importante: no las almacenes con las papas, ya que se pueden dañar mutuamente al liberar gases, provocando la maduración más temprana una de la otra.

Contienen: Vitaminas A, B1 C, E (anti-oxidante). Minerales: calcio, magnesio, yodo, cobalto, cobre, hierro, fósforo, cloro, níquel, potasio, silicio, zinc, azufre, bromo. Además posee esencial volátiles (alilo), los que se liberan al trozarla y nos hacen llorar.

Beneficios: es diurética, depurativa, digestiva. No es recomendable para personas con problemas intestinales, porque produce gases y flatulencias.

Los Tomates

Esta fruta también no debe ser sometido a temperaturas bajas, ya que comienza a tomar una textura blanda y suave.

Al dejarlos en el refrigerador, sus membranas de las paredes celulares se dañan, lo que se refleja en una contextura arrugada, áspera.

Recomendación: este producto se debe conservar en una temperatura ambiente, evitar golpes y en lo posible en un lugar más bien oscuro, sombrío, para que no se produzca una maduración a medias.

Contienen: Vitaminas C y A, vitaminas grupos B, PP y K. Minerales: Fósforo, hierro, calcio, magnesio, manganeso, zinc, cobre, potasio y sodio. Bioflavonoides, licopeno y altas propiedades antioxidantes, por lo que es un excelente compañero contra el cáncer.

Beneficios: Ayuda a la resistencia de las infecciones. Cuida nuestra vista por el contenido de vitamina A. Previene la cardiopatía e hipertensión. Colabora con el sistema de crecimiento muscular y nervioso. Antiinflamatorio y cicatrizante en uso tópico. Es diurético.