viernes 22 septiembre 2017
Inicio » Enfermedades » Tips contra el colon irritable

Tips contra el colon irritable

A continuación te dejamos algunos tips para que evites momentos poco agradables si sufres de colon irritable.

  • Aumenta la fibra en tu dieta, puede ser con cereales ricos en fibra. Esto ayudará a que tu organismo trabaje más rápido y a la desintoxicación de tu colon.
  • Evita consumir los alimentos a base de harina como pan, pastas, pasteles y galletas, entre otros, ya que estos pueden empeorar tu problema. Si deseas comerlos, hazlo una vez al mes, pero siempre disminuyendo su regularidad. Una opción puede ser el consumo de pan integral.
  • Recuerda comer varias veces al día, pero con porciones decentes, evitando grandes raciones y alimentos “pesados”. Al comer porciones pequeñas y varias veces al día estarás acelerando tu metabolismo.
  • Se consecuente con tu cuerpo y elimina alimentos que te produzcan episodios de molestia o fuertes dolores. Dentro de los productos que debes desechar de tu dieta, están el alcohol, sopas instantáneas, cacao, helados, mantequilla y lácteos.
  • No consumas más aguas gasificadas, opta por agua o jugos sin gas.
  • Evita todos los alimentos que te puedan producir gases o flatulencias como legumbres, guisos, frutos secos, repollo, bruselas, entre otros.
  • Mantén un horario diario para las comidas y el ir al baño por tus necesidades siempre a una misma hora y con calma.
  • Si sueles pasar por episodios de diarrea, no consumas productos derivados de los lácteos, chocolate, café y té. Una opción puede ser el consumo de leche a base de almendra.
  • Evita en lo posible el estrés, busca técnicas para relajarte y evitar pasar por episodios de nerviosismo, ansiedad, etc.
  • Incluye actividad física a diario con ejercicio de intensidad moderada como salir a caminar, yoga, pilates, baile entretenido, natación, encuentra la actividad que mejor te acomode.

Nuestra intención es ayudar a mejorar tu calidad de vida y en ningún momento reemplazar estos tips por los consejos o tratamiento que ha estipulado un profesional de la salud especialista en el tema para tu situación.