martes 19 septiembre 2017
Inicio » Artículos » Resistencia a la Insulina

Resistencia a la Insulina

¿Qué significa?

La insulina es una hormona que ayuda a nuestro cuerpo a utilizar el azúcar que contienen los distintos alimentos que consumimos para que funcione como combustible en nuestro organismo.

El problema es que en algunas personas los tejidos dejan de responder a la insulina, siendo esto lo que se conoce como resistencia a la insulina. De esta manera, si tenemos este problema, nuestro cuerpo producirá mucha insulina, pero como los tejidos no la reconocen, el cuerpo no podrá utilizar el azúcar de la mejor manera.

Esta alteración metabólica, va acompañada de otras enfermedades como la diabetes, colesterol alto, presión sanguínea elevada y problemas cardíacos.

¿Cuáles son las principales causas?

Comer exceso de azúcar o carbohidratos (harinas, cereales, galletas, frutas, tortas y dulces).

No hacer ejercicios

Estrés

Algunos medicamentos como: todas las pastillas anticonceptivas y algunos anti depresivos, anti hipertensivos, anti alérgicos y remedios para dormir.

Posibles factores para padecer Resistencia a la Insulina

insulina resitencia

Familiares (padres, hermanos, abuelos, etc.) diagnosticados con diabetes.

Si una mujer tuvo diabetes durante el embarazo.

Síndrome de ovario poliquístico.

Nivel de azúcar en la sangre más alto de lo normal.

Obesidad

Grasa alrededor de tu cintura y las caderas.

Nota: Una forma de darnos cuenta de una posible insulina elevada o resistencia a la insulina, es levantarse sin hambre, desayunar poco, pero en la tarde tener ansiedad incontrolable por comida.

Algunos Síntomas

Los síntomas más comunes en mujeres son:

  • Depresión
  • Caída del pelo
  • Cansancio
  • Pelo grasoso
  • Vellos
  • Abortos en el primer trimestre del embarazo
  • Acné
  • Ansiedad de comer dulces por las tardes
  • Infertilidad

Los síntomas más comunes en los hombres:

  • Roncar
  • Cansancio
  • Depresión
  • Colesterol y triglicéridos altos
  • Verrugas en el cuello y las axilas
  • Grado alto de tensión
  • Ataques de irritabilidad

Diagnóstico

La única forma para poder detectarla es realizando un test de intolerancia a la glucosa, con medición simultánea de los niveles de insulina y glucosa en la sangre.

Si después de 120 minutos de haberse realizado el examen, se registran más de 60 microunidades x ml significa que está en presencia de Hiperinsulinemia.

En tanto, si la glicemia es mayor de 200 mg x dl se habla de Diabetes y si está entre 140 y 200 mg x dl es Intolerancia a la Glucosa o pre Diabetes. De esta forma, la insulina como la glicemia están altas, lo que significa resistencia al accionar de la insulina.

Existe un signo físico que puede ayudar a determinar si una persona posee Resistencia a la Insulina, pero solo se presenta en muy pocos casos. Éste es la acantósis nígrica, una marca oscura como una mancha alrededor del cuello y en los pliegues del cuerpo como axilas o detrás de las rodillas.

Ejercicios

La mejor manera de prevenir y trata este mal es haciendo ejercicios. Si se realiza un buen programa de actividad física se podrán ir bajando los niveles de glucosa e insulina en la sangre, debido a que esto incita la atracción del receptor con la hormona. Junto con esto el ejercicio estimula el transportador Glut 4 que ayuda a la glucosa a entrar en las células.

Un estilo de vida saludable y una dieta de bajo índice glicémico (consumo de muchas verduras, legumbres, frutas moderadamente y evitar alimentos como las papas, masas y dulces) ayudarán a prevenir esta enfermedad. No obstante, cuando esta estrategia no da resultado, se pueden recetar medicamentos estimuladores de la unión insulina – receptor. Esta acción generalmente va en conjunto de un psicológico, en particular en personas que padecen enfermedades provocadas por la Insulina Resistencia como Diabetes y Obesidad.