Jueves 17 Agosto 2017
Inicio » Artículos » ¿Qué es un tratamiento de conducto?

¿Qué es un tratamiento de conducto?

El tratamiento de conductos radiculares o tratamiento de endodoncia es un proceso en el cual se extrae la pulpa (nervio) que esta ubicada en el centro del conducto del diente.

El objetivo de extraer este pequeño tejido con forma de hebra es evitar la extracción y perdida de una pieza dental.

¿Cuándo se debe realizar un tratamiento de conducto?


En el momento que la pulpa del diente puede estar muerta, dañada o enferma. Las principales causas que provocan esta situación pueden ser: caries profundas, dientes fracturados o dientes con lesiones en su raíz, ya sean recientes o anteriores.

Es recomendable que visite a su odontólogo regularmente o frente a algún síntoma de una posible causa mencionada, antes de que pase a tratamiento de conducto. Es importante tratar el diente a tiempo, ya que una pulpa infectada crea una infección en la punta de la raíz formando un absceso que puede producir fuertes dolores e ir destruyendo el hueso circundante de la pieza dental.

¿Cuál es el procedimiento para un tratamiento de conductos radiculares?


Primero
se perfora el diente afectado para luego retirar la pulpa (pulpectomía). Posteriormente se realiza una limpieza, generando más espacio para definir bien la forma de la cámara (espacio) pulpar junto con los conductos de la raíz para finalmente rellenarlos. Para la restauración del diente y que vuelva a tomar su aspecto natural, se suele utilizar amalgama, composite o si es necesario se recubre con una corona.

tratamiento de conducto

¿Cuáles son los síntomas de un diente infectado?


Si el nervio del diente se infecta o se inflama la pulpa (pulpitis), la solución más eficaz y segura para salvar el diente es un tratamiento de conducto. Algunas de las características de este estado son:

  • Sentir inflamación o dolor en el lugar afectado.
  • Mal aliento o mal sabor en la boca.
  • Sensibilidad en la pieza dental frente a cambios de temperatura (calor o frío).
  • Malestar en general.
  • Fiebre.
  • Dolor cuando se mastica.
  • En algunas ocasiones puede que no se presenten síntomas, es por esto que es bueno realizar un chequeo de vez en cuando con su odontólogo.

diente infectadoCausas de una infección

 

Pueden existir diferentes causas, como la fractura de un diente o caries no tratada a tiempo, la cual perfora el diente y permite el ingreso de gérmenes a la pulpa del diente provocando una infección dolor e inflamación. Es importante detectarla a tiempo, ya que puede producir la perdida de la pieza dental.