Domingo 20 Agosto 2017
Inicio » Artículos » Insomnio: consejos para dormir mejor

Insomnio: consejos para dormir mejor

¿Duermes poco y sigues cansada?

Cuando dormimos mal, descansamos menos. Nuestra calidad de vida va siendo cada vez peor y esta situación va disminuyendo nuestra productividad en el trabajo, además de exponernos a problemas físicos o psicológicos en nuestra vida diaria.

Datos para tener en cuenta:

  • Dormir es muy importante para tu salud, tu cuerpo lo necesita.
  • No se pueden pasar más de 48 horas continuas sin dormir.
  • El sistema respiratorio y cardiovascular se puede ver afectado por cambios en el sueño.
  • Principales alteraciones del sueño: insomnio, sonambulismo y excesiva somnolencia durante el día.
  • No hay un número de horas estándar para dormir, ya que hay personas que están bien con cinco horas y otras que necesitan el doble para sentir que han descansado.

¿Por qué el cansancio?

insomnio

El ritmo biológico se rige por la luz solar y el sueño se sincroniza con la oscuridad. Cuando estas despierta hasta altas horas de la noche o sin poder dormir, perjudicas la calidad de tu sueño y generas trastornos en tu reloj interno alterando tus procesos fisiológicos y psicológicos. El sueño es muy importante, porque es un estado de mucha actividad en donde ocurren cambios hormonales, metabólicos, térmicos, bioquímicos, mentales y de memoria que son fundamentales para tu funcionamiento durante el día.

 

Consejos para dormir mejor:

  • Evita el sedentarismo físico. Acuéstate cansada mental y físicamente. Haz ejercicio unas horas antes de dormir, pero nunca poco antes.
  • Calmemos nuestros pensamientos y mente activa. Antes de cerrar los ojos, siéntate en la cama y mantén una respiración lenta y profunda. Haz 40 respiraciones, inhalando y exhalando por la nariz.
  • Antes de dormir tratemos de olvidarnos de las preocupaciones, miedos, tensiones o pensamientos negativos que influyan en la calidad del sueño. Una ayuda puede ser que en vez de ver televisión, converses un tema relajante con tu pareja o escucha música suave o haz una lectura tranquila.
  • Duerme en una habitación bien ventilada, pero evita el exceso de frío.
  • Elimina del ambiente cualquier molestia como ruidos o exceso de luz.
  • Es muy importante dormir en un colchón adecuado.
  • No te acuestes con hambre, ni después de una comida muy pesada; cena dos horas antes de irte a dormir.
  • No consumas café, té, jugo, alcohol, tabaco, ni cacao (chocolate) antes de dormir.
  • Evita las discusiones o peleas antes de acostarte.
  • No te lleves los problemas a la cama.
  • Realiza ejercicio moderado (como un hábito diario).
  • Antes de dormir, ve desacelerando tu actividad, no hagas tareas que requieran mucha concentración, ni trabajes hasta última hora.
  • Evita las siestas o no las hagas de más de media hora.

Ojo: según la OMS sólo el 10% de quienes sufren insomnio acude a consulta médica y sólo el 5% es correctamente diagnosticado. Cuando sufres insomnio, durante el día te sientes cansada, somnolienta, con mal humor y dificultad para concentrarte. Si llevas un mal dormir, tienes más probabilidades de padecer depresión, ansiedad, hipertensión y enfermedades crónicas.