Sábado 22 Julio 2017
Inicio » Artículos » Halitosis: los temidos problemas del aliento

Halitosis: los temidos problemas del aliento

Este es el tema que no muchos se atreven a tocar por el pudor que produce y porque es muy difícil decirle a un amigo, pareja o pariente, si es que al hablarnos, percibimos un olor extraño desde su boca. La Halitosis es un síntoma o signo caracterizado por mal aliento u olor en la boca y puede ser provocado por todos los factores bucales que ocasionan fermentaciones: lengua, dientes con caries, gingivitis, enfermedad periodontal (encías), posoperatorios luego de extracciones, etc.

Nuestro aliento puede hablar mucho sobre el funcionamiento de nuestro organismo. Por ejemplo, el consumo de ciertos alimentos pueden provocar fermentaciones intestinales que se manifiestan en olores extraños en la boca. Así también la diabetes produce un aliento con olor a acetona que no es para nada agradable y la nefritis (inflamación del riñón) un olor a amoníaco fácilmente distinguible.

Además de manifestarse por el padecimiento de algún malestar, nosotros podemos colaborar al mal aliento mediante el consumo de cigarros, alcohol y una mala higiene bucal.

No siempre es fácil de identificar en nosotros mismos si es que tenemos mal aliento, ya que se genera un acostumbramiento de las sensaciones que se encuentran de manera constante en el cuerpo como lo son el olor o sabor.

¿Cómo sé si tengo halitosis?

Una de las formas de saber si se tiene mal aliento es cubrirse la boca y la nariz con la mano, exhalar y oler el propio aliento. Otras de las maneras es preguntarle a alguien de confianza o a nuestro odontólogo si tenemos mal aliento. Recuerde que un gran número de personas sufren de “aliento matinal” provocado por un flujo salival reducido durante el sueño que hace que los ácidos y otros restos alimenticios se descompongan en la cavidad bucal.

Entonces, ¿Qué hacer?

La verdad es que existen un sin número de métodos naturales (como el consumo de hierbabuena después de cada comida) para combatir la halitosis. Sin embargo, al detectar señales de ello, te recomendamos que te dirijas directamente a un dentista, ya que las hierbas o preparaciones naturales lo único que harán será cubrir el olor por unos minutos. Lo que necesitamos saber con urgencia es la causa del mal aliento que sentimos, para que de esta manera podamos intervenir eliminando esa causa y superando este desagradable síntoma de una vez por todas.

¿Cómo puedo prevenir la halitosis?

  1. Evita la ingesta de alimentos continuos que puedan emanar un mal olor, como la cebolla o el cebollín.
  2. Cepilla delicadamente y de manera consiente tus dientes después de cada comida. Después de comer, la comida tarda 20 minutos en comenzar a fermentar en la cavidad bucal. No olvides limpiar la lengua con el cepillo o instrumentos de limpieza especializados.
  3. El hilo dental es fundamental. Aunque a muchos les da flojera ocuparlo, es uno de los métodos más efectivos para extraer los restos de comida de entremedio de los dientes que el cepillo no puede sacar.
  4. Visita a tu dentista periódicamente para supervisar el aparecimiento de caries y posible inflamación de la encía.
  5. Para evitar el aliento matutino, dedica al menos 5 minutos al cepillado de los dientes antes de acostarte y al momento de levantarte.