Domingo 20 Agosto 2017
Inicio » Artículos » Enfrentando y previniendo la Depresión

Enfrentando y previniendo la Depresión

En el mundo que vivimos hoy, en la sociedad, la vida diaria va muy rápida, enfrentamos diferentes situaciones que pueden hacernos caer en depresión (del latín depressio, que significa opresión, encogimiento o abatimiento). Este síntoma es una clara alerta de que algo fuera de lo habitual o de nuestra estabilidad esta ocurriendo. Existen diferentes causas como físicas, emocionales, espirituales o mentales.

La idea es que la identifiques y puedas detectarlas a tiempo. No dejes que este trastorno altere tu estado de ánimo y te gane la lucha, la vida es una sola y se vive una vez. A pesar de que hay momentos muy malos, en que no se ve luz, siempre, en algún momento veras la claridad y te sentirás mejor, resiste, ten esperanza y hazlo por ti.

 

Consejos para detectar la depresión a tiempo:


Uno de los
principales motivos que pueden producir una depresión, es el sentido de pérdida. Este puede ser tanto real como imaginario. Alguna de las situaciones pueden ser como que nuestra pareja nos dejes, nos abandone, nos cambie por otro, la perdida o muerte de algún ser amado, perder un negocio, etc. ¿Qué puedo hacer? Primero intenta soltar e irte desprendiendo de la situación que pasó. Trata de aprender a dejar ir, desprenderte, soltar.

Otros factores que pueden producir una depresión y que debes evitarlos para prevenir son:

  • No comer adecuadamente y no dormir bien pueden causarte depresión, para que lo tengas en cuenta y no lo tomes como algo sin importancia.
  • Algunos medicamentos pueden producir ciertas reacciones que afectan al humor de la persona, ya que de alguna forma todas las drogas afectan al cuerpo y al proceso mental. Una toxicidad producida por un medicamento y que afecte al sistema nervioso o al cerebro se puede reflejar en una depresión extrema. Esto se puede generar por el consumo durante un largo período de un medicamento en particular.
  • Una reacción al sufrimiento o depresión reactiva que es producida por la muerte de un ser querido, la perdida de una oportunidad relevante, un trabajo, etc. Este tipo de depresión, reacción emocional, suele ir en disminución a medida que va pasando el tiempo.
  • Luchemos contra los pensamientos negativos y erróneos, ya que son el principal motivo de la mayor parte de las depresiones. ¡Debemos estar alerta, no nos pueden ganar!
  • No nos demos lástima de nosotros mismo. Hacer esto conduce a la depresión. Esta acción sólo favorece a reforzar el pobre concepto de uno mismo y a seguir empeorando la depresión.
  • La culpa es uno de los factores de la depresión. Si te comportas de manera contraria a tus valores morales esto puede generarte una depresión, ya que provoca una culpa real.
  • En el trabajo. Si vemos amenazado nuestro éxito, en alcanzar un objetivo o meta difícil, emprendimiento, el no obtener un buen rendimiento o el mismo fracaso, si no manejamos la frustración, podríamos caer en una depresión.
  • Posterior al nacimiento de un bebé, puede resultar una depresión reflejada en una tristeza permanente, debido a un posible desgaste y agotamiento físico por todo lo que significa el proceso.

Estos son algunos puntos a los que debes estar alerta, para cuidar tu salud mental, no obstante ante cualquier situación que no puedas controlar, te recomendamos visitar al profesional especialista en el tema para que pueda ayudarte y guiarte de la mejor manera.