miércoles 22 noviembre 2017
Inicio » Artículos » El peso corporal y su relación con el cáncer

El peso corporal y su relación con el cáncer

Tener sobrepeso o padecer obesidad está asociado claramente con un riesgo mayor para los siguientes tipos de cáncer: Seno (entre mujeres que ya han pasado por la menopausia), colon y recto, endometrio (recubrimiento del útero), esófago, riñón y páncreas.

Además aumenta riesgo de otros cánceres: Vesícula biliar, hígado, linfoma no Hodgkin, mieloma múltiple, cuello uterino, ovario y formas agresivas de cáncer de próstata.

Consejos sobre nutrición y actividad física para prevenir el cáncer


Logremos y mantengamos un peso saludable durante toda nuestra vida

  • Trata de mantenerte delgada (o) en la medida que puedas, sin llegar a pesar menos de lo que corresponde en relación a tu cuerpo.
  • Evita el aumento excesivo de peso a cualquier edad. Para las personas que tienen sobrepeso u obesidad, perder aunque sea solo un poco de peso conlleva beneficios a la salud y es un buen punto de partida.
  • Disminuye el consumo de bebidas o alimentos con grandes cantidades de calorías, como principal medida para mantener un peso saludable.
  • Realiza algún tipo de actividad física de manera habitual.
  • El peso saludable puedes medirlo con el Índice de Masa Corporal, que dependerá de tu estatura y peso.
  • En la mayoría de los adultos, los expertos consideran que el IMC dentro de un rango entre 18.5 y 24.9 es saludable, mientras que un IMC entre 25 y 29.9 indica sobrepeso, y un IMC de 30 o más indica obesidad. Aquí puedes revisar como calcular tu IMC.
  • Lograr un peso corporal saludable consiste en balancear la energía que consumes (lo que comes y bebes) con la energía que gastas (actividad física).

Ser físicamente activo (a)

  • En adultos, lo ideal es realizar al menos 150 minutos de actividad física de intensidad moderada o 75 minutos de intensidad vigorosa por semana, también puede ser una combinación de las dos. Se recomienda distribuir los tiempos durante la semana.
  • Para los niños y adolescente se establece que tienen que realizar al menos 1 hora de actividad física con intensidad moderada o vigorosa todos los días, 3 de estos deben ser con actividad vigorosa.
  • Limita las conductas sedentarias como el permanecer sentados, acostados, viendo TV y otras formas de recreación que se centran en ver alguna pantalla.
  • Incorporar alguna actividad física adicional a las actividades habituales, en cualquier nivel de intensidad, puede entregarte muchos beneficios para la salud.
Ejemplos de actividades físicas con intensidad moderada y vigorosa

 

Intensidad moderada

Intensidad vigorosa

 

Ejercicios y actividades para la recreación

Caminar, bailar, andar en bicicleta, patinar sobre hielo o sobre ruedas, andar en caballo, andar en canoa, practicar yoga. Trotar o correr, andar rápidamente en bicicleta, entrenamiento con circuito (pesas), bailes aeróbicos, artes marciales, brincar la cuerda, nadar.

 

Deportes

Voleibol, golf, softball, béisbol, bádminton, tenis en parejas, esquí cuesta abajo. Fútbol, hockey sobre césped o sobre hielo, lacrosse, tenis individual, ráquetbol, básquetbol, esquí a campo traviesa.

 

Actividades en el hogar

Cortar el césped, trabajos de jardinería y mantenimiento del césped en general. Excavar, cargar y tirar con fuerza, albañilería, carpintería.

 

Actividades en el lugar de trabajo

Caminar y levantar pesos como parte del trabajo (trabajo de custodia, agricultura, reparación de autos o maquinaria. Tareas manuales intensas (ingeniería forestal, construcción, extinción de incendios).


Lleva una dieta saludable incorporando y dándole importancia a los alimentos de origen vegetal

  • Consume alimentos y bebidas en cantidades que te permitan lograr y mantener un peso saludable.
  • Baja el consumo de carnes rojas o procesadas como embutidos.
  • Come como mínimo una cantidad equivalente a 2½ frutas y verduras al día.
  • Cuando vayas de compras, prefiere los productos de granos enteros (integrales), en vez de los productos de granos refinados.
  • Los alimentos fritos, galletas, repostería, dulces, helados y bebidas gaseosas azucaradas deben ser reemplazados por frutas y verduras, granos integrales y bebidas de bajo contenido calórico.

Si bebes alcohol, limita el consumo

  • Las mujeres cuando decidan hacerlo, deberán limitar su consumo a no más de un “trago o copa” por día, por otra parte, los hombres a no más de dos “tragos o copas” por día.