Lunes 24 Julio 2017
Inicio » Artículos » El gran beneficio de las semillas medicinales ancestrales

El gran beneficio de las semillas medicinales ancestrales

En este artículo te mostraremos los beneficios de las actualmente populares semillas, cómo y en qué momento consumirlas. Todas las semillas tienen una característica en común, y es que constituyen un alimento fácil de ingerir y de asimilar por el organismo, lo que las convierte en un bocado práctico y sencillo, pues detrás de ese aspecto insignificante esconden un sinfín de beneficios para tu organismo. Existe una gran variedad de semillas que brindan diferentes propiedades, la mayoría de ellas pueden ser adquiridas en farmacias, tiendas de productos orgánicos o en el mismo supermercado.

CHÍA

chiaSu nombre científico es Salvia Hispánica y es originaria del sudoeste de México y noroeste de América Central. Ayuda a reducir el colesterol y triglicéridos gracias a su contenido de omega 3, reforzando también los niveles de energía y de concentración. Ayuda a la saciedad, controlando el apetito, así como también facilita la digestión. Regula la coagulación de la sangre, por lo que las heridas se regeneran más rápido. Mejora la movilidad y funcionamiento de las articulaciones. Para recibir todos estos beneficios te recomendamos agregar una cucharada sopera de chía al yogurt, vaso de agua, jugo de frutas, leche o agua, y dejarlo remojando por 15 o 20 minutos. La semilla liberará una sustancia gelatinosa (parecida al aloe). Se bebe o come directamente. Repetir lo mismo en la noche.

AMAPOLA

amapolaSu nombre científico es Papaver Rhoeas, es una flor rojiza anaranjada que posee una cápsula con sus minúsculas semillas en su interior, proveniente de Europa, África y Asia. En cuanto a sus beneficios, constituyen un excelente calmante suave ejerciendo un efecto sobre nuestro sistema nervioso, además de disminuir la tos y ayudar a eliminar flemas. Actúan como antioxidantes naturales, previniendo el envejecimiento celular prematuro. Previenen la osteoporosis y la gran mayoría de las enfermedades cardiovasculares. A pesar de estas propiedades, es necesario saber que las semillas de amapola también aportan calorías, por lo que se deben consumir con moderación (una cucharadita al día es suficiente). Además, ingerirla en grandes cantidades puede llegar a producir efectos tóxicos en nuestro organismo, por lo que siempre debe consumirse en porciones pequeñas. Su consumo habitualmente se utiliza en pastelería y panadería, aumentando su efecto y liberación de aceites al ser tostadas. De esta manera es una buena alternativa optar por ejemplo, por panes que contengan esta semilla. Para los nervios y la ansiedad se recomienda preparar una infusión y tomarla a temperatura tibia.

LINAZA

linazaSu nombre científico es Linum Usitatissimum. Se extrae de la planta de lino, proveniente en sus inicios del sur de Mesopotamia. Dentro de sus beneficios se encuentra como un excelente complemento para bajar de peso, eliminando el colesterol y controlando la sensación de apetito. Es buena para las enfermedades cardiacas puesto que ayuda a regular la presión y función arterial, además de prevenir la formación de coágulos sanguíneos y posibles ataques cardíacos. Para la diabetes, contiene ácido linolénico que puede disminuir los requerimientos de insulina y controlando los niveles de azúcar en la sangre. El aceite que contiene la linaza es a su vez, un afrodisiaco natural, así como también previene peligros de abortos y tiende a disminuir los bochornos en la etapa de la menopausia. Al igual que muchas de las semillas, ayuda en el tratamiento de estreñimiento y mejorando la digestión notablemente al ser consumida de forma regular. De esta misma manera, coopera suavizando la piel y disminuyendo la sintomatología de la psoriasis y eczema. Al usarlo como jalea sirve para nutrir el cabello. Además las semillas de linaza aportan con la calma, con los síntomas de estrés, el ritmo acelerado de vida y la tan temida retención de líquidos.

Se puede consumir esta semilla de variadas formas, considerando que siempre deben almacenarse en lugares oscuros y de media temperatura. Por las mañanas o por las noches puedes agregar una cucharada al vasito de yogurt de forma diaria y notarás los beneficios que trae. Si no te gusta sentir “pepitas” en la comida, puedes moler las semillas en una procesadora o primer, logrando así los mismos efectos. Puedes añadirle también a las ensaladas o comidas. Al hervir las semillas de linaza por unos 30 minutos, liberarán un gel, con el cual puedes preparar un batido para el rostro, aplicarlo directamente en el cabello minutos antes de la ducha o bien añadirle un poco de azúcar, limón y hielo dejándolo como una bebida refrescante que puedes consumir durante todo el día.

Aprovecha el beneficio de estas poderosas semillas que hemos descrito, en sus diferentes usos. Siempre opta por alimentos saludables para complementar su ingesta y lograr una vida saludable. Más adelante describiremos otros tipos de semillas con sus atributos y las formas de consumirlas.