martes 19 septiembre 2017
Inicio » Artículos » El Colon irritable

El Colon irritable


La Enfermedad “Colon irritable o síndrome del intestino irritable”

 

Una situación de estrés, como tener una fuerte discusión, una mala jornada laboral, una pelea familiar, momentos previos a una prueba o examen importante en el colegio, escuela o universidad, etc., puede producir un gran dolor en la zona del abdomen en una persona que tiene la enfermedad de colon irritable. Esta patología afecta aproximadamente al 20% de la población y suele estar más presente en las mujeres.

¿Qué es colon irritable?

 

que es colon irritableEl colon irritable o su nombre más preciso síndrome del intestino irritable es una enfermedad en la cual nuestro cuerpo reacciona ante diferentes situaciones emocionales o a una suma de hechos de estrés. Esto se manifiesta en el área del abdomen con una distención (estiramiento, se afloja el abdomen que esta tirante) acompañado de cólicos (trastorno orgánico doloroso), diarrea o constipación (demora en la evacuación de materia fecal). En esta enfermedad no se aprecia una alteración de la forma del sistema intestinal y tampoco alguna infección como causa.

¿Cuáles podrían ser las causas?

 

  • Alteración en la motilidad gastrointestinal (función del tubo digestivo que ayuda a la digestión, secreción y absorción de sustancias).
  • Cambios en la sensibilidad digestiva.
  • Influencia de factores psicológicos (psicomatización).
  • Existen otros motivos no concretos que podrían influenciar en esta enfermedad: gastroenteritis, intolerancias alimentarias o alteraciones hormonales.
Síntomas colon irritable

 

  • Dolor abdominal (difuso o localizado), distensión abdominal y la alteración del ritmo intestinal.
  • El dolor puede ser punzante como presión, suele ser leve o de intensidad moderada. Esto tiene una duración menor a 2 horas y se alivia luego de defecar.
  • Este dolor se inicia al asociar ganas de defecar, variaciones en la frecuencia de evacuación y la consistencia de las deposiciones. Casi siempre se relaciona al consumo de un alimento ingerido.
  • Alteración del sistema intestinal con estreñimiento, diarrea o variando entre uno y otro.
  • Nauseas, vómitos y ardor torácico.
  • “Hinchazón” (distención abdominal) y meteorismo (exceso de gases) desde que se manifiesta la enfermedad.
  • Sensación de evacuación incompleta y presencia de moco en las deposiciones.
Diagnóstico

 

De acuerdo a la edad de la persona y los síntomas que presente se asignaran las pruebas más acorde para obtener un diagnóstico. Algunos de estos exámenes son análisis de sangre, orina, heces, una colonoscopia, radiografías, ecografías en la zona del abdomen.

Tratamiento

 

Una vez que se ha conversado con un profesional de la salud, que ha aclarado todas tus dudas acerca de esta enfermedad y se ha asumido, algunas medidas podrían ser:

  • Dejar por un tiempo algunos alimentos, bebidas y malos hábitos que estén promoviendo o perjudicando aún más la enfermedad, como el consumo de tabaco, alcohol, café u otros elementos que produzcan gases en exceso.
  • Incluir ejercicio físico en la rutina diaria con un programa adecuado para la edad y sexo de la persona evitando el sedentarismo.
  • Si la persona tiene problemas de estreñimiento se le recomienda incluir en su dieta una mayor cantidad de fibra como frutas, verduras, ensaladas, cereales o productos específicos para el problema.
  • Sí la intensidad de algunos síntomas es muy fuerte, el profesional será quien decida recomendar medicamentos específicos al paciente para un período que estime conveniente. Algunos de estos podrán ser inhibidores de espasmos (espasmolíticos), antidiarreicos, laxantes, antidepresivos y ansiolíticos.
  • Otros tratamientos para esta enfermedad son tratamientos psicológico con psicoterapia, acupuntura o hipnoterapia mediante hipnosis.
17 Consejos para tu dieta

 

  1. Si te han diagnosticado la enfermedad de colon irritable, te entregamos algunos consejos para mejorar algunos de tus síntomas.
  2. En la comida de la cena o cuando comes por la noche evita grandes cantidades en relación a las porciones.
  3. Evita el consumo de algunos alimentos flatulentos como algunas legumbres, repollo, sandía, melón u otros productos irritantes como el chocolate, café y las bebidas colas.
  4. Para evitar el estreñimiento aumenta el consumo de alimentos ricos en fibra: pan integral, frutas con piel y verduras.
  5. Utilice suplementos de salvado de trigo: 4 a 8 cucharadas al día, mezclados con líquidos o alimentos para estreñimiento.
  6. Modifica tus hábitos de comidas, haz una dieta “baja en grasas” y “rica en proteínas” (carnes y pescados). Come despacio y no olvides masticar bien.
  7. Evita comidas de grandes porciones, prefiere comidas más frecuentes, pero menos abundantes.
  8. Deja los alimentos que haz notado que te hacen mal y activan tu enfermedad, como el alcohol, sopas en sobe, cacao, quesos, yogurt, helados, mantequilla u otros derivados lácteos, etc.
  9. Si tu principal problema es la diarrea, evita productos como el café, té, chocolate y derivados lácteos. Una opción es tomar leche vegetal, en especial de almendras.
  10. Si sufres de fuertes dolores en tu abdomen, intenta aplicar un poco de calor suave en esa zona.
  11. Trata de no consumir alimentos flatulentos como el repollo, coliflor, habas, garbanzos, lentejas, cebollas, puerros, frutos secos y en conserva.
  12. Evita en lo posible el uso de laxante.
  13. No te expongas a situaciones que te pongan nerviosa o te estresen.
  14. Disminuye tu consumo de bebidas gaseosas.
  15. Bebe más agua, trata de consumir los 2 litros de agua diario que corresponde si eres adulto, esto te ayudará a combatir el estreñimiento.
  16. Organiza los tiempos de tus comidas y respétalos, trata de siempre “evacuar” a una mismo hora, es ideal luego del desayuno y sin apuro.
  17. Incorpora y realiza ejercicio en tu rutina diaria como pasear, caminar, nadar, etc.