Domingo 20 Agosto 2017
Inicio » Artículos » El colesterol y las grasas

El colesterol y las grasas

¿Qué es el colesterol?

Es una grasa que obtenemos de los productos de origen animal cuando los consumimos. No obstante nuestro cuerpo también lo produce. Algunos de los alimentos que consumimos como la mantequilla, interiores de animales, carnes, lácteos o la yema del huevo nos entregan colesterol.

Debemos ser cuidadosos con la cantidad que consumimos de este tipo de productos, ya que elevados niveles de colesterol en nuestra sangre pueden causarnos problemas al corazón.

Y ¿la grasa?

La grasa le da sabor a las comidas, entrega mayor saciedad, ya que demora más tiempo en digerirse. Un consumo adecuado de grasa ayuda a nuestro cuerpo a transportar vitaminas dentro del organismo.

La grasa la podemos obtener de distintos alimentos como carnes, productos a base de leche, postres, salsas, entre otros. Existen también productos que son sólo grasa como los aceites, margarina o mantequilla. La grasa puede venir combinada con otros alimentos como proteínas o carbohidratos, ejemplos: pizzas, hamburguesas, galletas o quesos. Debes estar consciente de los alimentos que consumes, ya que la mayoría de las veces la grasa suele venir “escondida” en los alimentos y no nos damos cuenta de todo lo que podemos llegar a consumir.

¿Por qué no es saludable el exceso?


  • Un exceso de grasa significa un aumento de tu peso corporal, suma muchas calorías.
  • Necesitamos sólo pequeñas cantidades para estar saludables.
  • Conoce que cantidad de grasa utilizan en tu hogar las personas que cocinan o tu misma controla su uso.
  • La grasa aumenta los niveles de colesterol en la sangre, generando mayor riesgo a enfermedades al corazón.
Consejos para controlar el colesterol y la grasa


  • Disminuye el consumo de grasa animal (manteca, piel pollo, tocino, carnes con grasa) y vegetal (aceite de maíz, oliva, aderezos para ensaladas, mayonesa).
  • Si vas a consumir grasas, que sean de origen vegetal y monosaturada. Evita las de origen animal y saturadas.
  • Hornea, cocina al vapor, hierve o asa a la parrilla los alimentos, en vez de freírlos.
  • Selecciona lo que comes y el tamaño de las porciones.
  • Come pequeñas cantidades de carne.
  • Los productos de leche que sean bajos en grasa.
  • Evita todo alimento frito.
  • Si utilizas aceita, trata de que sea de oliva o canola.
  • Incluye actividad física a tu rutina como un hábito.