Sábado 22 Julio 2017
Inicio » Artículos » Efectos del Alcohol en Nuestra Salud

Efectos del Alcohol en Nuestra Salud

El alcohol etílico o etanol es la droga que se encuentra en las bebidas alcohólicas. Este tipo de alcohol se produce de dos formas: una con fermentación de frutas, vegetales o granos. Ejemplos: vinos, cervezas. Dos, por destilación: medio artificial para aumentar la concentración del alcohol de una bebida. Ejemplos: pisco, ron, vodka, tequila, coñac y whisky.

El alcohol como droga es un depresor del Sistema Nervioso Central, que pertenece al grupo de sedantes junto con los barbitúricos y las benzodiacepinas.

¿Qué efectos produce el alcohol en nuestro organismo en el corto y largo plazo?


Los efectos van a depender en relación a la cantidad consumida…

A corto plazo:

 

  • Disminuye los reflejos y la capacidad de reaccionar ante situaciones imprevistas.
  • Reduce las capacidades de coordinación y concentración necesarias para manejar lo que aumenta el riesgo de accidentes de tránsito.
  • Desinhibición y excitación.
  • Afecta la frecuencia cardiaca.
  • Dilata los vasos sanguíneos.
  • Irrita el sistema gastrointestinal.
  • Estimula la secreción de jugos gástricos y la producción de orina.
  • Los centros nerviosos superiores del cerebro se deprimen: primero afecta el habla, luego el pensamiento, el entendimiento y el juicio.
  • Perdida del equilibrio, coordinación motora fina, visión y audio.
  • Intoxicación alcohólica, que puede provocar un estado de coma y alcanzar la muerte por depresión respiratoria (disminución de la función pulmonar).
A largo plazo:

 

  • Dependencia física o psicológica.
  • Generar problemas como úlceras, enfermedades hepáticas, digestivas, daños neurológicos, cardiovasculares, entre otros.
  • Daña el corazón cuando genera trastornos del ritmo cardiaco e incluso insuficiencia cardiaca.
  • Daña el hígado, pudiendo derivar en una cirrosis.
  • Su abuso puede generar trastornos mentales, como pérdida de la memoria, deterioro del aprendizaje e inflamación de los nervios.
Recomendaciones Generales

 

  • No consumas alcohol en período de embarazo, puede ser muy grave para el niño en gestación.
  • Beber alcohol en exceso puede producir conductas agresivas o perdida del control, causando problemas familiares, en la pareja, estudios o trabajo.
  • Es importante no beber alcohol en la adolescencia, ya que la persona se encuentra en pleno proceso de desarrollo físico y mental.
  • Intenta compartir con bebidas sin alcohol.
  • Si decides beber alcohol, hazlo con moderación.
  • Si vas a manejar un vehículo no bebas.
  • Come en lo posible, antes, durante y después de beber alcohol.
  • No mezcles fermentados (vino, cerveza, etc.) con destilados (ron, pisco, vodka, etc.).
  • El consumo abusivo de alcohol puede transformar a un bebedor ocasional en un bebedor problema con o sin dependencia. Lo que significa que de igual manera, tiene problemas con el alcohol.