martes 21 noviembre 2017
Inicio » Buenos Hábitos » Dejando las actitudes negativas afuera

Dejando las actitudes negativas afuera

A diario en la oficina, en el colegio, en nuestro hogar solemos tener algunas reacciones o actitudes negativas que han tenido otras personas con nosotros en el pasado y que solemos repetirlas o hacerlas sin darnos cuenta.

Para evitar estas actitudes o reacciones negativas, compartimos algunos consejos a tener en cuenta.

  1. Identificar la reacción o actitud en el momento, ya que no estamos siendo nosotros mismos y las cosas no están como queremos, hay algo que esta mal y debemos identificarlo.
  2. No utilicemos actitudes irónicas, manipulación para atacar a otras personas cuando veamos una amenaza. Antes de decir un comentario o una burla, piensa cual es el fin.
  3. Una de las manifestaciones de bullying en el trabajo puede ser mediante el uso de poder, así que si tienes la suerte de tener un buen cargo en tu trabajo o estar por sobre otros, no lo utilices de mala manera como consecuencia de algo que puedes traer desde el pasado.
  4. Situaciones de abuso que han tenido sobre nosotros, podrían hacer que pasáramos a llevar a otras personas, compañeros de trabajo, en las relaciones, en el hogar al realizar cosas que en verdad ni siquiera nosotros mismos haríamos.
  5. Somos responsables de todos nuestros actos. Sea donde sea, si hemos cometido un error asumamos nuestra responsabilidad, afrontemos el problema y no culpemos a personas que no tienen nada que ver. Evitemos ponernos a la defensiva y culpar a los demás, ya que causaremos resentimiento y desconfianza entre los actores.
  6. Acepta sugerencias, retroalimentación por parte de otras personas. No te encierres en la verdad absoluta y escucha diferente opiniones.
  7. Revisa como estas actuando si pides retroalimentación y nadie se atreve a comentarte algo o no son capaces de mirarte a los ojos, hay algo que haz hecho mal. No siembres el terror.
  8. Todos somos importantes y nadie tiene la capacidad de sobrepasar a otro. Respeta una reunión, un acuerdo. Eso se debe resolver para no generar un resentimiento por la otra persona. Debe existir el respeto y la comunicación adecuada para resolver diferentes situaciones. Además de aprender a perdonar.

Esperamos que estos consejos sean de una ayuda para nosotros mismos y el resto de las personas que están a nuestro alrededor.