martes 19 septiembre 2017
Inicio » Buenos Hábitos » Convertir la actividad física en un estilo de vida

Convertir la actividad física en un estilo de vida

Generalmente, los especialistas recomiendan incorporar ejercicio físico a nuestra rutina, a veces lo hacemos, lo dejamos, nos dura por un rato o lo incorporamos como parte de nuestra vida. El ser físicamente activo, sólo trae cosas buenas a nuestra salud, es por esto que con este artículo queremos invitarte a que conviertas la actividad física como un hábito, parte de tu vida y seas constante en mantenerla mientras tu cuerpo pueda.

“La actividad física regular reduce el riesgo de enfermedad del corazón y ataque al cerebro. Además ayuda a reducir o controlar otros factores de riesgo como presión arterial alta, elevados niveles de colesterol en la sangre, sobrepeso y diabetes”.

Convirtiendo la actividad física como un estilo de vida, podrás verte y sentirte mejor, tendrás más fuerza, flexibilidad, energía y reducirás la tensión y el estrés.

Tips para comenzar…

 

  • Escoge actividades a realizar que te llamen la atención o te gusten.
  • Define una fecha de inicio que sea cómoda y en la que tengas el tiempo suficiente para iniciar tu programa.
  • Utiliza ropa cómoda como un buzo de vestir y zapatillas que se acomoden a tus pies.
  • Comienza de apoco, no te sobre exijas.
  • En lo posible realiza la actividad o ejercicio a una misma hora y así convertirlo como algo rutinario.
  • Hidrátate bien, bebe agua antes, durante y después de cada sesión.
  • Invita y convence algún amigo o familiar que participe contigo de tus rutinas de ejercicio.
  • Lleva un registro de los días que haces ejercicio, anota la distancia o tiempo que dura tu actividad física y cómo te sientes después de haberla realizada.
  • Una rutina de ejercicio aeróbico, deber ser mínimo unas 3 veces por semana durante de al menos 150 minutos (2 horas y 30 minutos) de intensidad moderada o 75 minutos (1 hora y 15 minutos) de intensidad vigorosa.
  • Si hay un día en que no puedes realizar tus ejercicios, recupéralo otro día de la semana. No dupliques el tiempo en la próxima sesión.

Tips para mantener el hábito…

 

  • Promueve la actividad física con tus pares, amigos, familia y hazlos que participen, te estarás ayudando a ti (por el apoyo) y a ellos (por mostrarles un buen hábito de salud).
  • Participa en actividades grupales con personas que tengan este mismo estilo de vida.
  • Recuerda que la actividad o ejercicio escogido sea de tu agrado y tener una alternativa si no puedes realizar la que deseas.
  • Busca y aprende deportes nuevos, si no sabes como hacerlo y tienes la posibilidad, toma clases.
  • Si no te gusta la monotonía puedes ir variando entre actividades como correr, nadar, caminar o subir un cerro. Puedes salir a andar en bicicleta los fines de semana.
  • Hazlo como rutina hasta que sea un buen hábito.
  • Si dejas de hacer una actividad o antes realizabas ejercicio y hoy quieres comenzar de nuevo, vuelve hacerlo, comienza de apoco hasta llegar a tu nivel.

Para tener en cuenta…

 

  • No te compares con otras personas, tu objetivo es mantener una buena salud y la aptitud física personal.
  • Define si te acomoda más realizar actividad física sólo o acompañado, en interior o exterior, a qué hora del día te gusta más y cuál es tu actividad favorita.
  • Si te vienen ideas de dejar la actividad física, piensa en el por qué comenzaste y todo el esfuerzo que haz hecho para llegar al nivel que estas.
  • No te sobre exijas, una prueba es que puedes hablar mientras realizas el ejercicio.
  • Si te demoras más de 10 minutos en recuperarte del ejercicio, quiere decir que te estas esforzando demasiado.

Antes de comenzar alguna actividad física investiga si alguien de tu familia ha sufrido un ataque cerebral o enfermedad del corazón para así disminuir el riesgo a que te pase algo. Te recomendamos que consultes a tu médico u otros profesionales de la salud antes de empezar a realizar algún tipo de ejercicio físico.