miércoles 22 noviembre 2017
Inicio » Artículos » Consecuencias de beber alcohol en exceso

Consecuencias de beber alcohol en exceso

beber en excesoSalir con los amigos, compartir luego del trabajo a beber algo de alcohol, un aperitivo a la hora de almuerzo, no tiene problema, sin embargo hay que saber controlar la situación y no terminar bebiendo en exceso.

Para que esto no nos pase, a continuación te contamos sobre lo que puede llegar a suceder en una salida, carrete o fiesta si nos descontrolamos con el consumo de alcohol.

Intoxicación etílica aguda

Hace referencia a una persona que ha bebido descontroladamente, consumiendo alcohol en exceso más allá del nivel que puede tolerar. Esta acción afecta directamente a los reflejos involuntarios de nuestro organismo incluyendo las náuseas y el respirar. Esto es muy peligroso, ya que si la persona no puede controlar bien el reflejo de las náuseas puede terminar ahogándose con su propio vómito. Esta intoxicación puede afectar tanto personas “normales” como alcohólicos.

Otros efectos: vómitos, convulsiones, shock, desinhibición, aturdimiento. En un caso grave, el afectado puede quedar en coma incluso morir por un posible riesgo cardiovascular o paro respiratorio.

  • Demasiada confusión
  • Perdida de la memoria (no acordarse de lo que se hizo)
  • Perder el conocimiento, dificultad para despertar
  • Respiración con dificultad de manera lenta o irregular
  • Funcionamiento anormal del hígado
  • Hepatitis aguda con riesgo de muerte
  • Hemorragia digestiva
  • Gastritis
  • Disminución de la temperatura corporal

Según estudios recientes, aquellas personas que tienden a “beber descontroladamente” 3 o más veces en 2 semanas, tienen síntomas de alcoholismo.

Efectos del alcohol según cantidad consumida

Estos niveles van a depender del peso y sexo de la persona.

Cantidad de consumo

Efectos

0,20-0,30 g/L (250 ml. cerveza, 125 ml. vino, 40 ml. pisco/ron)

Irregularidad en la motricidad fina, en el estado de alerta, falta de criterio y cambios en el humor.

0,50-1,00 g/L (500 ml. cerveza, 250 ml. vino, 80 ml. pisco/ron)

Disminución leve o moderada para hablar, pensar, entre otras. Problemas en las habilidades motoras mayores.

1,50 g/L

La mitad de las personas puede presentar torpeza expresiva y motora, grave disminución mental y física, descontrol y agresividad.

2,00-3,00 g/L

Náuseas, vómitos, visión doble y cambios en el estado mental.

3,00 g/L

Coma, hipotensión e hipotermia en personas que no beben de manera habitual.

 

¿Qué hacer frente a una caña o resaca?

Primero que todo si no quieres tenerla, no tomes.

Si lo vas a hacer aquí te dejamos algunos datos:

  • Tener en cuenta que no hay un remedio específico para solucionarla.
  • Beber alcohol con moderación para evitar los desagradables síntomas.
  • No consumas bebidas que contengan cafeína como energéticas, cola o café, porque al tener un efecto diurético pueden aumentar la deshidratación.
  • Hidratarse bien (sin alcohol) antes de beber.
  • Consume algunos alimentos grasos (con moderación), ya que te pueden ayudar a retrasar la absorción etílica.