miércoles 22 noviembre 2017
Inicio » Artículos » Conociendo un poco más sobre el Yoga

Conociendo un poco más sobre el Yoga

Esta disciplina se remonta hace miles de años atrás. Arqueológicamente se han encontrado piedras con figuras talladas con posiciones yóguicas que datan aproximadamente del año 3.000 antes de Cristo. Durante años la información del yoga se traspaso oralmente de generación en generación. Hasta hace unos cinco mil años atrás, se comenzó a recoger esta información y a ser plasmada en escritos.

Si bien hoy en día existen diferentes tipos de yoga, practicas y teorías a la base, en su esencia, lo que se busca es generar una conexión entre la mente, el cuerpo y el espíritu, logrando ser considerados como uno y demostrando que los efectos físicos producen efectos mentales y viceversa, por lo que al generar un equilibrio entre estas áreas, logramos aumentar nuestra calidad de vida y nuestro paso por este mundo.

El yoga es visto como una ciencia que logra purificar nuestro cuerpo y mente, generando una liberación de todas nuestras perturbaciones. Mediante la tranquilidad y paz interna que se va logrando con a práctica. Mejora nuestro estado de ánimo, disposición, las relaciones interpersonales y nuestra postura frente al mundo. En el ámbito físico, aumenta la flexibilidad, tonifica los músculos, puede remover gradualmente dolores y molestias físicas que podamos tener.

Como ven, es un ejercicio integral, y esto es porque si bien uno pudiese comenzar practicándolo en búsqueda de un cuerpo más flexible y esculpido, prontamente con el pasar de las prácticas comienza a internalizarse como una filosofía de vida, ya que en su mayoría los tipos de yoga integran la meditación y la escucha de uno mismo. Sin quererlo y gradualmente se comienzan a generar cambios en nuestra forma de ver y percibir las cosas.

Lo bueno de esta práctica es que es totalmente individual. Al ir a una clase de yoga uno logra percibir que cada uno se encuentra en lo suyo, intentando mejorar sus posturas y sin generar una competencia con los compañeros de al lado. Al basarse en el respeto y el cuidado del cuerpo, no es exigente en cuanto a lograr cumplir con las posturas a cabalidad en los primeros intentos. Se respetan los tiempos y las condiciones físicas de cada uno.

Para aquellos que se consideran hiperquinéticos y piensan que el yoga es una actividad muy pasiva, les recomiendo informarse acerca de los diferentes tipos de yoga y sus niveles, ya que hay unos más acelerados que otros y que permiten tener un mayor gasto energético en cada sesión.

Dentro de los tipos de yoga podemos encontrar: Astanga, Gnana, Karma, Bhakti, Hatha, Swasthya, Kundalini, Mantra, Bikram, etc.

¿Principales Beneficios?

 

  • Útil para mantener, recuperar y aumentar la salud física.
  • Ayuda a estar en forma, al relajar el cuerpo y la mente se aumenta la energía vital.
  • Estilo de vida que colaborará con tu crecimiento personal, ayudándote a descubrir el potencial escondido de tu cuerpo y tu mente.
  • Libera pensamientos y emociones negativas.
  • Aumenta tu conciencia, permitiéndote enfrentar con claridad y serenidad las diferentes instancias de la vida.

Recuerda ser siempre responsable con tu cuerpo. Si padeces de dolores corporales o limitaciones físicas, siempre consulta con tu médico antes de comenzar estas prácticas, ya que presentando un buen diagnóstico a un profesor de yoga, puede ayudarte con las posturas correctas y que no sobre exija una lesión en el caso que existiera.