Jueves 17 Agosto 2017
Inicio » Artículos » Conociendo a nuestro nuevo mejor amigo “El Ajo”

Conociendo a nuestro nuevo mejor amigo “El Ajo”

Muchas veces hemos visto publicado o hemos escuchado en la tele (tv) los beneficios que tienen los diferentes alimentos y por qué debemos integrarlos en nuestra dieta. Más de una vez incluso los mismos especialistas se han retractado de los atributos de algún alimento. Uno de los más estudiados y recomendado entre la medicina natural es el famoso ajo.

El ajo es una raíz proveniente directamente desde la tierra. Es procedente del centro y sur de Asia, desde donde se propagó al área mediterránea y de ahí al resto del mundo, se cultiva desde hace miles de años atrás.

Cada diente de ajo tiene muchísimos atributos. Consumido de manera diaria como suplemento alimenticio nos puede aportar propiedades antisépticas (antibacteriana), fungicidas (antihongos) y depurativas (purificantes o limpiadoras). También es utilizado en varios tratamientos específicos para perder peso y para combatir la hipertensión.

Dentro de sus propiedades, se destacan las siguientes ocho: 

Antimicrobiano: antibacterial y antiviral. Remedio casero ideal para eliminar problemas estomacales, parásitos y diarreas.

Antiséptico: Es 50 veces más potente que el alcohol (90 grados) para desinfectar. Para esto puedes moler el ajo mezclándolo con miel y aplicándolo directamente a la herida.

Reduce niveles de colesterol: El ajo descompone el colesterol malo (LDL) por lo tanto abre la cavidad de las arterias para mejorar la circulación sanguínea.

Alivia las vías respiratorias: Incrementa las secreciones bronquiales produciendo que se limpie nuestro sistema respiratorio.

Controla el peso: Ayuda a eliminar el exceso de grasa en el organismo mejorando y aumentando el metabolismo.

Combate dolores musculares y articulares: Alivia dolores causados por estrés, cansancio muscular, reumatismo y artritis.

Impotencia: El ajo, catalogado como uno de los remedios caseros más beneficiosos en el tratamiento de impotencia sexual, actúa como un afrodisíaco natural e inofensivo.

Sistema nervioso: Se sabe que el ajo es un antidepresivo por excelencia, debido a que aumenta enormemente la vitalidad, y por consiguiente la calidad de vida. Mantiene la mente despejada y lúcida.

Aparato urinario: Estimula la formación abundante de orina, con lo que ayuda a eliminar toxinas.

RECUERDA que todos los alimentos cocinados pueden llegar a perder hasta un 90% de sus propiedades, así que te recomendamos que si vas a comenzar a integrar el ajo en tu dieta, éste se consuma preferentemente crudo, como por ejemplo en ensaladas o como condimento para la sopa. Los ajos más tiernos se encuentran en el mercado durante el mes de primavera, destacándose por su aroma y sabor más sutiles, lo cual los hace aún más deliciosos para las ensaladas.