martes 21 noviembre 2017
Inicio » Buenos Hábitos » Comer de manera sana para prevenir el cáncer

Comer de manera sana para prevenir el cáncer

Lo principal: Logremos y mantengamos un peso saludable

 

A continuación te entregamos algunos consejos para cuidar tu peso y comer de manera más sana para prevenir el cáncer.

  • Consume la cantidad adecuada de alimentos y bebidas para que te ayuden a lograr y a mantener un peso saludable.
  • Lee las etiquetas nutricionales de los alimentos para estar más consciente de las calorías y el tamaño de las porciones. Recuerda que “bajo en grasa” y “sin grasa” no significa “bajo en calorías” necesariamente.
  • Consume porciones más pequeñas de alimentos con alto contenido calórico.
  • Escoge verduras, frutas y otros alimentos bajos en calorías en lugar de los alimentos con un alto contenido calórico como las papas fritas, helados, pasteles y dulces, entre otros.
  • Limita el consumo de bebidas endulzadas con azúcar, como bebidas o gaseosas azucaradas, energéticas y con saborizantes de frutas (que no son naturales).
  • Cuando comas fuera de casa, preocúpate de optar por alimentos con un bajo contenido de calorías, grasa y azúcar agregada. Además evita porciones grandes.

Limita el consumo de carnes rojas o procesadas como embutidos.


  • Disminuye el consumo de carnes procesadas como tocino, fiambres, salchichas o vienesas.
  • Prefiere pescado o aves (pollo, pavo, etc.) en lugar de las carnes rojas (res, cerdo y cordero).
  • Si consumes carne roja, escoge cortes sin grasa y come porciones más pequeñas.
  • Prepare las carnes, aves y pescado cocinando al horno, a la plancha, con agua hirviendo (cocidas) o usa otros métodos de cocción en lugar de freír o asar al carbón.

Consume por lo menos una cantidad equivalente a 2½ de frutas y verduras al día.


  • Incluye frutas y verduras en cada comida. Opta por éstas cuando quieras comer un snack o colación a media mañana o tarde.
  • Elige y planifica una variedad de frutas y verduras para comer cada día.
  • Consume las frutas y verduras enteras; si bebes jugos, asegúrate que sean de frutas o verduras al 100% (sin azúcar agregada, ni saborizantes).
  • Disminuye la cantidad de salsas, cremas, aderezos o cualquier otra cosa que añadas sobre las frutas y verduras.

Elige productos de granos enteros (integrales), en vez de productos de granos refinados.


  • Escoge los panes, pastas y cereales de granos enteros o integrales (como los elaborados a base de cebada y avena) en lugar de los panes, cereales y pastas hechos en base a granos refinados. También consume arroz integral en vez de arroz blanco.
  • Limita  el consumo de alimentos con carbohidratos refinados, incluyendo repostería (pasteles, tortas, etc.), dulces y cereales azucarados entre otros alimentos con un alto contenido de azúcar.

Esperamos ayudarte con estos consejos a que cuides tu cuerpo, mente y salud en general, por un presente y futuro saludable.