miércoles 22 noviembre 2017
Inicio » Artículos » Beneficios de los probióticos

Beneficios de los probióticos

Beneficios de los probióticosLos alimentos probióticos o llamados alimentos funcionales incluyen bacterias (buenas) que benefician nuestra salud y que al ingerirlas se ubican en nuestro intestino comenzando a trabajar en beneficio de nosotros y de nuestra salud en general.

La palabra bacteria puede sonarnos como algo malo: virus, enfermedades, pero en este caso estos microorganismos que ingerimos sólo traen buenas consecuencias a nuestro cuerpo.

Al consumir la dosis suficiente, adecuada estos pueden ayudarnos a un equilibrio sano de la flora bacteriana intestinal y desarrollar más el sistema inmunitario (protegiéndonos mejor de posibles enfermedades).

Ojo: No causan daños en personas con sistema inmunitario estable, pero si pueden afectar a personas con un sistema inmunodeficiente.

¿En qué alimentos se encuentran?

Productos lácteos como los yogures con etiquetas “alimento probiótico”. Los lácteos son un buen transporte para los probióticos, ya que permiten a las bacterias (buenas) lograr su paso por el intestino.

¿Qué son los prebióticos?

Como ahora sabemos, los probióticos viven dentro de nuestro cuerpo y para que funcionen correctamente debemos alimentarlos con los prebióticos. Podemos encontrar prebióticos en los granos enteros, alcachofas y algunas legumbres y raíces (fibras). Podemos decir que los prebióticos potencian a los probióticos y son un complemento.

“Las bacterias probióticas inhibirían la producción citocinas, sustancias inflamatorias que dañarían progresivamente los vasos sanguíneos causando cambios en la presión arterial”. Dra. Huey-Shi Lye, Universidad Sains, Malasia.

Beneficios de los probióticos

La incorporación de los probióticos en algunos alimentos nos pueden traer beneficios como:

  • Fortalece las defensas contra la invasión de otros microorganismos generadores por enfermedades.
  • Mejoran la digestión al eliminar sustancias tóxicas que se acumulan en el intestino y otros órganos, lo que se refleja en un sistema digestivo saludable.
  • Desarrollan la flora intestinal, que en ocasiones puede modificarse por el uso o abuso de antibióticos.
  • Pueden ayudar a la prevención del cáncer de colon al proteger las células del intestino disminuyendo posibles daños al material genético y heridas que podrían pasar a tumores.
  • Promueven la acción inmune por diferentes partes de nuestro organismo. Estimulan la fabricación de glóbulos blancos y organismos cuyo objetivo es eliminar infecciones y gérmenes.
  • Al estar presentes en otras partes del cuerpo como los genitales, estos ayudarían a prevenir y luchar en contra de infecciones urinarias, deteniendo el desarrollo y producción de bacterias dañinas.
  • Combaten y bajan los síntomas frente a reacciones alérgicas. Equilibran el sistema inmunológico disminuyendo la frecuencia y fuerza en episodios de alergia.
  • Podrían ayudar al control del peso, ya que colaboran a que el cuerpo utilice mejor las calorías de los alimentos quemando la grasa acumulada y la adicional.
  • Colaboran en la reducción de los niveles de colesterol malo o LDL al cambiar la manera en que las grasas son metabolizadas por nuestro intestino.
  • En los más pequeños ayuda en beneficio de la creación de la flora intestinal.

“A temprana edad, las personas que consumen probióticos son un 50% menos propensos a las alergias, debido a que estas bacterias estimularían y equilibrarían su sistema inmune de manera temprana, por otra parte los adolescentes y adultos también se beneficiarían, pero en menor medida”. Dr. Errki Savilahti. Universidad de Helsinki.